Cuando la banda ancha alcance los dispositivos móviles (algo que ya está sucediendo), el teléfono movil hará por la Internet lo que el teléfono hizo por el telégrafo: convertirla en una tecnología de verdadero uso masivo. (Tom Standage “The Internet Untethered”)

Este cambio que parece tan imperseptible a los ojos de muchos que lo viven casi sin asombro, está marcando el inicio de una nueva revolución, una revolución que ha afectado a múltiples industrias, obligándolas a modificar la naturaleza de sus negocios. Así nacen nuevos conceptos y modelos, como la web 2.0 y la publicidad 2.0, de las que me referiré más adelante.

Como puedes ver, dentro de este nuevo escenario global, surgen nuevos cambios, cambios que no dejarán a fuera al actor más importante de esta historia, a ti.

Jugar en red hasta quedar con los ojos cuadrados y chatear hasta enamorarse, son una muestra pequeña de como nos vemos afectados por la evolución de la comunicaciones.

Pero, ¿comó afecta a las personas en el ámbito profesional?.
Esta evolución nos afecta a todos, para bien o para mal, todo depende de que tan preparados estamos para surfearla. Conocer el escenario puede representar una gran oportunidad para muchos, mientras que no conocerlo se trasnformaría en una seria amenaza, no solo para las personas sino que para las empresas que representan.

Hagamos una pausa y miremos nuestro entorno laboral. Todos conocen al cliente o proveedor ese que no responde los email, incluso cuando se los haz enviado en reiteradas oportunidades y haz recibido su confirmación de lectura. Esta especie de profesionales te hace pensar: “Increible que esta persona esté trabajando en esa compañía”. Algunos inclusos ya les pusieron sobrenombre. Miembros activos de la era de las comunicaciones Internet, pero que viven ajenos a ella, como si fueran simples marionetas del día a día, que no son capaces de levantar la vista para ver el bosque. ¿Sabrá el directorio cuantos negocios u oportunidades desperdiciaron por causa de este ejecutivo? Estos son una buena respuesta cuando las cosas no marchan como deben para unos, debido a que están representados por un obsoleto motor que pretende impulsar su negocio para sacarlo de esa inercia que los consume cada día.

Les dejo un video que encontré en Ted.com, interpretado por Philippe Starck, que me parece fantástico porque representa claramente la diferencia que existe entre aquellos que caminan mirándose los pies y aquellos que siempre lo hacen mirando hacia adelante.